Hoy desperté y me vi solo…

Hacía un frío espantoso, aún dormías, inmóvil y quieta, tu silencio no fue ni menos a la noche anterior, creí escuchar hablarme pero soñabas en otros horizontes, mi mente comenzó a divagar.
Me vi solo, arrinconado en el otro extremo de la cama, sin tus caricias ni tus besos, con el silencio traicionero de tu ausencia que me mata lentamente.
Tu mirada fria no busca la mía, tu boca no dice mi nombre y tus manos ya no se acercan a mi cuerpo, el frío me invade y entumece mi corazón.
Hoy desperté y me vi solo en éste camino, en mi pesado andar, mi carga cada vez me aniquila y la distancia cada vez se hace más larga.
Me siento solo, sin ti.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: