Te gusta la época navideña, piénsatelo 2 veces

La época navideña es tan especial, que da gusto que lleguen estos días, recibes tu aguinaldo, tu indemnización, te lo gastas, saldas deudas pendientes, sales a comer, compras ropa, compras muebles nuevos, pero esto es tan solo la parte buena -o mala- depende como la veas, pero seguramente muchos nos ponemos a pensar, que en realidad si no pones cara de vivo te la vas a soplar totalmente o te amargarás la existencia, por esto:

1. Gente que te pita y te insulta porque no te apartas en la calle para que ellos pasen

2. Congestionamientos a toda hora. Que triste, en serio, las horas pico son las menos indicadas para salir en vehículo. En época navideña todo mundo sale de sus trabajos o queriendo llegar temprano a su casa o queriendo irse a comprar los regalos. En síntesis, cientos de carros caminando a vuelta de rueda.

3. Parqueos llenos. Ir al centro comercial en noches de compras es para halarse de los pelos. No encontrás un miserable parqueo en 2 kms., te sale mas facil quedarte en el carro y que tu espos@ o tu novi@ te haga las compras

4. Los “tamales” en los buses. En esta época, si nos subimos al bus, siempre hay que andar aunque sea $1 para colaboracón. El aguinaldo y las prestaciones de fin de año se huelen a metros de distancia. Mucho ojo con el pisto si van en buses.

5. Las filas en el súper. Si en temporada regular cuesta comprate los churros o las cervezas en el súper, ya no digamos en estos días que hay que comprar los preparativos para la cena navideña y las golosinas para los cipotes que están de vacaciones, y claro también las propias.

6. Las “rebajas” de fin de año. Seamos honestos, muchos aprovechamos de comprar un resto de tonteras que en precio regular no compramos. Los almacenes aprovechan que en fin de año hay pisto y todos quieren buscar un regalo para bajarle el precio a las cosas.

7. Las liquidaciones de inicio de año. Si no te gastaste todo el dinero en navidad, no te preocupes que en enero siempre habrán más y mejores ofertas para quitarte el último cinco que aùn te queda.

8. El Aguinaldo se te va sin darte cuenta. Muchos utilizamos el aguinaldo para saldar cuentas y comenzar de cero, el problema es que cuando menos acuerdas, ya no tenés ni siquiera para los tamales navideños.

9. Endeudarte al finalizar el año. Te gastaste el aguinaldo, pero viste una Playstation o un Plasma gigante para tu sala, la mejor opción: al crédito. Te gastaste el aguinaldo en saldar cuentas, pero ya comenzaste con el pie izquierdo.

Seguro que tu tendrás otras más después de leer las que a mi me ocurren, pero también te invito a compartiras y si no pon  a trabajar tu cerebro y no te vayas a terminar halandolos pelos si caes en una de ellas.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: