Saludos a Usted que en 2011…

Casi sin querer queriendo, olvidé publicar mi respectiva entrada para darle una patada en el trasero al 2011 y recibir de reojo al 2012, y es que en lo personal, el año pasado me dejó un mal sabor de boca, claro, muchas veces yo mismo motivé a tragar amargo, dejando a un lado la sal y la azúcar que le dan una mejor satisfacción al paladar.

No puedo dejar de lado comentar que para este 2011 de las mil metas que me propuse únicamente cumplí alrededor de 3, por lo que para este año que recién empieza olvidaré por completo la estupidez de hacer una lista de metas, tampoco degusté las 12 patéticas uvas de media noche, creo que es mejor pensar en que Diosito se fijará en mi y me echará un dedo con los sueños que quiero cumplir, y para el resto, le pondré todo el esfuerzo posible para poder hacer realidad lo que mas anhelo en este 2012.

Me pregunto cuántas personas alrededor del mundo sacaron su maleta para darle una vuelta a su cuadra o bloque para viajar este año, cuántos se atragantaron con las famosas uvas milagrosas y sus nobles deseos anuales, también me cuestiono cuántos en verdad se la dan de lo lindo para googlear las famosas tradiciones de año nuevo y se olvidaron que todo radica en el esfuerzo y el empeño con que empendramos lo que nos proponemos y confiar también en que solamente Dios tiene la última palabra, o como bien dice el dicho “El hombre pone y Dios dispone”.

El año apenas empieza, y sin haberme propuesto nada, en tan solo 14 días de 2012 he recibido buenas nuevas que me han cambiado por completo el panorama que me dejó el año anterior, es así, Dios tarda pero no olvida, pero tampoco debemos dejarle todo a El, también debemos poner de nuestra parte de lo contrario, JAMÁS lograremos cumplir las metas, sueños e ilusiones que nos hemos propuesto.

A luchar se ha dicho, a no rendirse, a ser mejores, a esforzarse, a trabajar, a no ser mantenidos, a no ser holgazanes, a leer más, a dejar un lado el Facebook y agarrar un buen libro para cultivar la mente, a hacer ejercicio, a comer rico pero saludable, a no matarse con una dieta rebotona, a amar a los que te rodean, a olvidarte que tienes enemigos, en fin… tantas cosas que puedes comenzar a dejar de hacer como también comenzar a hacer, pero por sobre todas las cosas, deja que Dios ilumine tu camino y verás cómo las nubes se alejan y el sol vuelve a salir. Que tengan un maravilloso y feliz 2012.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: