Archivo

Posts Tagged ‘política’

ARENA y su mal perder

urna“La ARENA vigilante” como se autodefiniera el partido saliente de la silla presidencial allá por 2009, cuando perdieran las elecciones con el FMLN por primera vez en 20 años, se ha convertido hoy en día en un mal protagonista en la política del país, muy distante de ser una fuerza con objetivos claros y enfocados en una estrategia efectiva para volver al poder para gobernar.  Queda muy poco de las bases que sentaron en ese momento cuando se consideraron que serían una oposición que se reformaría y evolucionaría para ofrecer al pueblo una mejor propuesta política, en lo económico y en lo social, o al menos, eso fue lo que muchos pensaron que sucedería.

Han pasado 5 años, y tal parece que no fue suficiente el haber perdido el poder, haber tenido una revolución interna y caminar al borde del abismo, mientras, eran testigos en primera fila de la fortaleza y madurez política del rival que encontró el camino correcto y la estrategia ideal para postularse como una verdadera opción para la alternabilidad de gobierno. ARENA cometió nuevamente los mismos errores, una campaña muy mal enfocada, señalando los errores ajenos en lugar de subsanar los propios, dejando en claro que no ha sido necesariamente humilde para aceptar que aprendió de sus errores y que hizo mea culpa de la mala visión para encontrar el camino que lo llevara nuevamente a la silla presidencial.

El ahora, partido de oposición fracasó nuevamente en las elecciones primarias y celebró incluso, como una victoria, el haber forzado una segunda vuelta, un premio de consuelo para quienes durante mucho tiempo se situaron como la primera fuerza política del país. Realizada la segunda vuelta, el resultado fue el mismo, derrota en el resultado preliminar y gritando a los cuatro vientos un fraude en las elecciones, violentando incluso la institucionalidad que por ley se ha establecido, y como punto cumbre de su discurso, un nefasto, vulgar e irresponsable llamado a la guerra y a la violencia incitado por su candidato, un argumento pobre y nublado por la frustración de la derrota.

¿Qué pasará ahora? Es la pregunta que todos nos hacemos. El escrutinio final ejecutado aún por el TSE, no sólo podrá afirmar el resultado previo, incluso tal vez, podría cambiarse, aunque a todas luces, está más que claro que la transparencia que hubo en este proceso electoral fue avalado incluso por los observadores internacionales que estuvieron presentes y vigilantes durante la segunda vuelta electoral que se desarrolló el pasado domingo.

Lejos de todo, gane quien gane, -y tal parece que se reafirmará la victoria de Salvador Sánchez Cerén y del FMLN- la percepción existente en cuanto al discurso del partido de derecha ronda lo inaceptable, en un país donde la violencia es el modus vivendi día con día, sobra la palabra guerra, sobra el llamado a la violencia, es incoherente llamarse nacionalista cuando impones las condiciones suficientes para perturbar la paz y el orden público, no se puede ser tan irresponsable para mantener una postura basada en argumentos fuera de la ley, esa misma que el partido de derecha avaló, firmó y ratificó.

Quiera Dios que cuando queden en firme los resultados del escrutinio final por el TSE, las aguas hayan bajado su nivel, que los nervios y la frustración permitan quitarse la venda de los ojos y aceptarlos, sea de victoria o derrota, pues, al final de todo, una división política es buena, pero solamente cuando se utiliza para bien de todo un país.

P.D.: No me gusta hablar de política, pero creo no poder seguir callado sin pronunciar mi opinión al respecto. 

Hablemos bien de El Salvador

La ultima novedad radial que he esuchado, son los spots de don Saca diciéndonos que hablemos bien de El Salvador, debo decir que poco y nada escucho radio, pero, yo no sé, en lo personal me parece hipocrita, es algo que ni muchos nos creemos, otros ni siquiera lo sentimos, es más, quiero pensar que a la mayoría incluso, les parece que mucho menos se apega a la realidad que nuestro pais vive, digo, por aquello de la violencia, la pobreza, carreteras en mal estado, el bajo nivel economico y educativo que aun persiste en diversos sectores de la sociedad, entre muchos que en este momento se me escapan, pero en el fondo quiero creer que si está bien que hablemos bien de nuestro pais, que digamos al mundo entero que no tenemos delincuencia, que nuestros salarios son justos, que el costo de la canasta básica es bajo en relacion a otros paises, que nuestro sistema médico hospitalario público es superior al de la red privada, que las medicinas son baratas y de fácil y rápido acceso para todos, independientemente de si usted esté asegurado o no, que el sistema de transporte “público” es de los más seguros, modernos y avanzados de la región…
En fin, hay que hablar bien de nuestro pais, al final de cuentas a nadie más que a nosotros nos interesa conocer la verdad, y no es que nuestra situación de vida sea precaria, no, nada de eso, simplemente es que podriamos estar mucho mejor, nuestra canasta básica podria ser mas barata, nuestros salarios mínimos deberían ser mas altos y acordes a la realidad que vivimos, nuestro costo de vida debería ser muchisimo mas bajo, pero a nadie le interesa, mientras el poder y la riqueza se concentren en el mismo lugar a nadie le interesa lo que le sucede a los de abajo, al final de cuentas, hablar bien de nuestro país es fácil, pero para quien apenas y sobrevive a diario en este nuestro paraiso, esto es tan sólo una hipocresía más…

Que no te engañen!

“En defensa de la familia”, “Defiende tu voto”… distintas son las formas de publicitarse en campaña política, diferentes son los medios y diferentes son los fines, utilizar a Dios para ganar votos, es tan farsante e hipócrita, como decir promesas a los 4 vientos con la esperanza que te crean y te pongan en el curul legislativo, en la alcaldía o te lleven a la presidencia, luego te olvidas de tu campaña y te dedicas a ver hacia tus intereses olvidándote de todo lo que en algún momento prometiste.

No me gusta hablar de política ni temas espinosos, pero es tal la hipocresía a la que nos vemos sometidos por parte de los candidatos a diputados y alcaldes que creo que nuestra conciencia ya no da para más, aquellos que practicamos valores y mantenemos en firme nuestras creencias políticas, religiosas y culturales nos sentimos vulnerables ante tanta barrabasada.

Esta es la época en la que me gustaría salir corriendo del país y olvidarme que habrán elecciones, y así descansar y evitar escuchar y ver por todos los medios, cómo un candidato trabaja como modelo temporal, tomándose fotografías, haciendo anuncios para la televisión… en fin, para todos hay, allá usted si les cree estas mentiras estrategias, pero recuerde que en sus cinco sentidos y en “temporada normal”, ninguno de ellos haría lo que hace: abrazar cipotes que no conoce, ayudarle a barrer la calle donde usted vive, dando besos en los mercados, mucho menos, le va a ayudar con el canasto de tortillas para la venta en el mercado, NO SEÑOR! seamos honestos, el salvadoreño trabajador no necesita de esas falsedades, necesita propuestas claras y correctas, necesita que trabajen por su bienestar, por un mejor sistema de salud, por una mejor educación, porque el país lo necesita.

No queremos campañas que despierten el odio, que hagan crecer la incertidumbre en la que vivimos, que propicien la violencia entre uno y otro partido y sus simpatizantes, nosotros no queremos santos de la boca para afuera, queremos gente que trabaje con sus manos.

A %d blogueros les gusta esto: